‘BATC – Familia’: 22 – Orden

Orden

Ahora tenía tiempo suficiente para intentar buscar mi sitio en este nuevo destino. Esas semanas tuve un entretenimiento nuevo: otro cambio de casa. El lugar al que llegamos en esta nueva ciudad era sólo eventual hasta terminar unas negociaciones para un chalecito en el culo del mundo. Uno de esos pueblos de cuatro calles escasas en el que ver cómo tu vida va pasando sin nada más que un día tras otro para contar. Lo único bueno fue que, al estar todo a medio desempaquetar desde que llegásemos a ese lugar, la mudanza acabó por no ser nada del otro mundo. Pasó una semana y cambié de una capital en la que no conocía a nadie a un pueblo en el que las cosas no apuntaban a mejor precisamente.

Lo que intentaba hacer por encima de todo era no pensar. Tenía que quitarme como fuese esa imagen en la que mi primer amor “me dejaba por una ex novia”. Pero claro, allí no tenía a mis amigos y las llamadas de teléfono por aquel entonces no era baratas precisamente, sobre todo teniendo en cuenta que eran conferencias. Así que me tocaba conformarme con entretenerme en el trabajo y luego pasar las noches en vela con la única intención de intentar disfrutar de la calma de la noche.

De paso que no dormía, aprovechaba para poner algo de orden en mi habitación, no porque sea una persona ordenada, sino porque mi madre siempre estaba al acecho de cajones, cajas y todo lo que se pudiera abrir y registrar, no sé en busca de qué. Así que procuraba mirar todo bien, cartas, algún diario extraño de los que me daba por escribir –algo así como esto que hago ahora mismo-, todo de lo que esta mujer pudiera sacar algo de información no deseada. Ese orden acabaría por no servir para mucho.

‘Bear and the City’ – Síguelo desde el capítulo 1
Imagen – Paperblog

Te puede interesar

Categorías

Bear and the City

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *