‘BATC – Familia’: 29 – Sonreír por compromiso

sonrisa falsa

Fin de semana. Tocaba mañana de autobuses hasta llegar a la capital. Un viaje ni corto ni largo, sólo pesado y poco agradable teniendo en cuenta el tipo de cita. Lo desagradable no era por mi ex, sino por el momento y el motivo. Yo estaba en uno de mis peores momentos, desencantado con todo y ahora tenía que verle a él porque me había llamado su madre –más lo leo y peor me suena-.

Él estaba igual. No había cambiado nada. Sólo unas ojeras que nunca había visto, pero no sorprendían después de lo hablado con su madre. Yo, en cambio, estaba más alto –cosas de haber pasado de la pubertad a la mayoría de edad- y más delgado. Lo de la barba comenzaba a ser un habitual en mí. Así que la sorpresa en mi ex fue absoluta. Me recibió tapándose la boca con gesto de sorpresa. Yo sonreí por compromiso. No me salía de otra manera. Nos dimos un abrazo y empezamos directamente a contarnos las batallitas de estos años. Él me contó lo mismo que ya me había contado su madre. Su salida del armario, su fin de historia con su ex novia… lo mismo. Yo no le conté nada de lo que me había pasado meses atrás. Sólo le dije que apenas si conocía a gente en el pueblo donde vivía y que, en ese momento, no estaba con nadie. Nada acerca de mi familia. Tampoco lo vi necesario.

Estuvimos dando un paseo. Él me estuvo contando acerca de la zona donde vivía ahora y lo cerca que tenía todos los bares de ambiente. Hablaba como si le hubiera tocado la lotería. Comentó acerca de sus primeras experiencias con las drogas. Eso fue algo que jamás me hubiera imaginado. Lo encontraba un acto de rebeldía total por todo lo que le había pasado con su madre. No le pegué la bronca ni nada por el estilo. Sólo me sorprendió.

Pero la conversación acabó yendo hacia donde yo no quería que fuese: nosotros. Él me hablaba como si no hubiese pasado nada, sólo tiempo. Interpretaba todo como si hubiese sido el descanso de una película. Pero yo no lo veía así. Yo veía mis quebraderos de cabeza, mi cambio de residencia, mi viaje para reencontrarme con él y lo que me encontré. Veía la presión de su madre y la de mi padre, aunque él de eso no supiera nada. Fuera adonde fuese esa cita, no era hacia donde él buscaba.

‘Bear and the City’ – Síguelo desde el capítulo 1
Imagen – DM

Te puede interesar

Categorías

Bear and the City

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *