Anciano gay adopta a su pareja para evitar impuestos de sucesión

John Pensilvania gay sucesión

Dado que una pareja de ancianos estadounidenses no puede casarse legalmente en el estado de Pensilvania (costa este EE.UU.), uno de ellos decidió adoptar al otro. Esta decisión de la veterana pareja gay se debe al hecho de evitar los altos impuestos de sucesión y a la propiedad que debían pagar en el caso del fallecimiento de alguno de ellos, por esta razón se han convertido en padre e hijo para la ley.

Los ancianos gays John, de 65 años (foto), y Gregory de 73, son una pareja estable desde hace 44 años y han decidió enfrentar de lleno las inseguridades financieras y emocionales de la edad madura, sin tener que perder parte de su patrimonio pagando altos impuestos que si estuvieran casados serían menores. La pareja tenía la preocupación del pago al estado de un 15 por ciento de impuestos sobre las propiedades heredadas tras la muerte de alguno de ellos. Ahora con la figura de padre e hijo, este impuesto se verá reducido a sólo un 4 por ciento.

En los últimos días la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos anuló la polémica ley DOMA que impedía reconocer los matrimonios gay en todo el país, un fallo que beneficia también en materia de extensiones fiscales, aunque estas son aplicables sólo en los trece estados donde el matrimonio igualitario es legal. El estado de Pensilvania forma parte de los 37 estados de EE.UU. donde el matrimonio igualitario aun no está legalizado.

Más información – Supremo de EE.UU. reconoce derechos federales a las uniones gays
Fuente – Queerty
Foto – Queerty

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *