Bear and the City: 27 – ¿Quieres ser mi amigo?

Después de haberme comido la relación más estúpida que se podía tener en la vida, de haber perdido dos años de mi vida por cuatro polvos mal echados -incluso me atrevería a decir que no fueron ni cuatro-, me apetecía tener amigos dentro del ambiente, cosa bastante complicada teniendo en cuenta mi forma de ser. Esto no significa que yo sea un tío difícil. Es sólo que reconozco que suelo pecar de radical. Soy una persona de primeras impresiones y, si en el primer instante no me has dado una buena impresión, un mínimo de feeling, no suelo dar pie para nada más. También he decir que, cuando me he equivocado, no he tardado un sólo segundo en dar explicaciones, disculparme e incluso volver a ofrecer mi amistad.

Tantas noches en el IRC habían servido para algo más que para masturbarme cinco veces por día. Alguno de esos nicks fueron cambiados por nombres reales e incluso por caras. Algunos vivían lejos y resultaba complicado lo de poder conocerlos, pero otros resultaban estar en la misma ciudad, por lo que ya iba siendo hora de buscar amigos con los que compartir algo más que no fueran drogas. Quería tener de qué hablar, a quién criticar por la espalda, a alguien a quien decirle “mira qué pedazo de tío” y que me dijera “¡es mi padre, maricón!”

Algunas caras se hicieron habituales en mis fines de semana. Unos aparecieron con el único fin de intentar labrar una amistad y otros, con la excusa de la amistad, intentaban agenciarse una de esas amistades “con derecho a roce” que tantos problemas acarrean cuando uno de los dos encuentra pareja y el otro descubre que se había colgado hasta las cejas de “ese amigo”.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Álvaro Perera dijo

    Primero! Vamos que son tus inicios morbosos en ya oficialmente en el mundo bearistico jajaja. Keep up the Good Work Gatuno. 😉

    Por cierto me has hecho reir un rato con la foto!! jaja Quien fuera ese chico… xDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *