EE.UU.: La transexualidad ha dejado de ser considerada una enfermedad mental

Transexualidad despatologización DSM5

Por fin, para la comunidad científica, los transexuales han dejado de ser enfermos mentales. Así ha quedado certificado en la última edición de la biblia científica DSM-5, una guía de enfermedades mentales, referencia de la Psiquiatría en todo el mundo.

El DSM-5, acrónimo en inglés del Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales, elaborado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA, en sus siglas en inglés), fue aprobado el pasado 1 de diciembre en su nueva edición, producto de la primera revisión en 20 años de los criterios diagnósticos más compartidos en el mundo de la psiquiatría.

Esta nueva edición del manual DSM-5, que ya no incluye el término “Trastorno de la Identidad de Género” entre su listado de enfermedades mentales, sólo conserva la “disforia de género”, o la angustia que sufre el individuo que no está identificado con su género masculino o femenino.

Este proceso se asemeja al que tuvo la despatologización de la homosexualidad masculina y femenina, cuando en diciembre de 1973 la APA eliminó del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales a la homosexualidad como categoría diagnóstica, pero se mantuvo, con el nombre de “homosexualidad egodistónica”, el supuesto que describe la angustia y el sufrimiento que padece un gay o una lesbiana por el hecho de serlo. Finalmente este término también se retiró en 1986.

Según los expertos, las acciones o declaraciones de la APA tienen una trascendencia fundamental en el ámbito de la psiquiatría, que a lo largo de los años se ha convertido en “una especie de dogma” con el valor virtual de que todo lo que emite esta asociación es tomado como palabra santa por los psiquiatras.

Más información – Despatologización Trans: la lucha por el reconocimiento continúa
Fuente – AIM Digital
Foto – Natureduca

Te puede interesar

Categorías

Igualdad, Salud

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *