El Gobierno alemán evita avances sobre los derechos LGBT

El Parlamento alemán hizo el amago la semana pasada de trabajar en dos medidas enfocadas a la protección y la equiparación derechos de las personas homosexuales: la equiparación en derechos entre las uniones civiles de funcionarios homosexuales y los matrimonios de sus colegas heterosexuales y la inclusión de la identidad sexual en la lista de características protegidas por la Constitución germana, cuyo artículo 3 hasta la fecha sólo protege a los ciudadanos frente a la discriminación por motivos de género, extracción social, raza, lengua, lugar de procedencia, orígenes y discapacidad.

Digo “amago” porque ya desde el principio las cosas empezaron a salir mal. Primero, ni siquiera tuvo lugar un debate propiamente dicho, sino una sucesión de discursos. Una vez conocidos los detalles, la mayoría parlamentaria, formada por los democristianos (CDU y su ala bávara, CSU) y los liberales (FDP) rechazaron la inclusión de la no discriminación por motivos de identidad sexual en la Carta Magna. Esta mayoría en cuestión también se negó a la equiparación de derechos de las uniones civiles de funcionarios públicos, todo esto después de haber prometido dicha medida en una propuesta de ley en el 2009.

Como era de esperar, la respuesta del colectivo de Lesbianas y Gays de Alemania (LSVD) ha sido de total decepción. Para el grupo de activistas, la violación del marco legal europeo por parte de CDU/CSU y FDP muestra la importancia de incluir la no discriminación de la comunidad LGBT en la Constitución alemana. “Una prohibición constitucional contra la discriminación por identidad sexual pondría fin a semejantes arbitrariedades”, afirmaba el portavoz del LSVD, Manfred Bruns.

Fuente: DM

Te puede interesar

Escribe un comentario