Estonia aprueba el derecho de unión civil para los homosexuales

Estonia unión civil

Desde el pasado jueves (9), Estonia se convirtió en la primera ex nación soviética en abrir el camino para la legalización de las uniones civiles entre personas del mismo sexo. La Cámara legislativa de Estonia (Riigikogu) finalmente dio luz verde al proyecto de ley de uniones civiles, que ha quedado abierta afortunadamente tanto a parejas heterosexuales como homosexuales.

Desde el martes (7) el Parlamento de Estonia estuvo debatiendo la aprobación de la denominada Ley de Cohabitación, equivalente a las uniones civiles, que en su texto ha incluido la posibilidad de este derecho a las parejas homosexuales, un avance histórico teniendo en cuenta que este artículo se encontraba mal visto por más de la mitad de la población y por la comisión constitucional de la Cámara.

Finalmente la votación al proyecto de ley ha sido aprobado por un estrecho margen de 40 votos a favor y 38 en contra, en un recinto donde 23 legisladores estuvieron ausentes o se abstuvieron en la tercera y última lectura del proyecto. Esta nueva ley ofrecerá casi los mismos derechos que el matrimonio civil, incluyendo beneficios financieros, sociales y de salud suministrados por el gobierno, además de protección legal para los niños. Aunque no dará derecho de adopción, la nueva ley permitirá que un miembro de la pareja pueda adoptar el hijo biológico del otro. La nueva ley entrará en vigor en enero de 2016, después de que sea firmada por el presidente Toomas Hendrik Ilves, mandatario que apoyó el proyecto de ley originalmente.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *