HUNGRIA: La nueva constitución anti-gay desafía a la Unión Europea

El primer día del 2012 quedó aprobada la polémica nueva Constitución húngara, que destaca por su fuerte concepción antidemocrática y profundamente nacionalista, convirtiendo a Hungría en una verdadera autocracia y a su primer ministro, Viktor Orban, en prácticamente un nuevo dictador europeo abalado por su propia Carta Magna.

La nueva Constitución húngara fue aprobada a pesar de que la oposición y las organizaciones defensoras de los derechos civiles aseguran en Hungría que el contenido de la nueva constitución nacional impone un verdadero “regreso al autoritarismo”.

Esta polémica carta magna tira por tierra cualquier futura pretensión de derechos de matrimonio para los homosexuales estipulando que únicamente puede considerarse matrimonio la unión de un hombre y una mujer, con lo que descarta el reconocimiento de los casamientos entre personas del mismo sexo.

La nueva carta magna fue aprobada por el Parlamento húngaro el 18 de abril de 2010, y en aquel momento un grupo de organizaciones defensoras de los derechos ciudadanos –entre ellos Amnistía Internacional, la Unión para las Libertades Civiles de Hungría y el Comité Helsinki– publicó una declaración conjunta de protesta, calificando a la nueva constitución como “un caballo de Troya de un sistema político más autoritario fundado sobre la perpetuación en el poder de un único partido”, y consideraron que ésta significa una “amenaza peligrosa a los valores europeos”.

Fuente: ITC

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *