JAEN: Discriminan a pareja gay en el consulado de España en Tetuán

Desde la asociación Colega-Jaén han denunciado recientemente que el consulado español en Tetuán podría haber discriminado a una pareja gay al denegarle un documento notarial que daría potestad para efectuar la unión legal de la pareja en España.

Esta pareja, Joaquín y Amin, están juntos desde hace varios años y convivían en el municipio jienense de Linares hasta el pasado mes de agosto, cuando la Subdelegación del Gobierno de Jaén autorizó la expulsión del joven marroquí, ignorando su situación de arraigo demostrable, al convivir con una pareja de nacionalidad española de forma estable, no estar acusado de la comisión de ningún delito y llevar en España más de 6 años.

Según Gonzalo Serrano, presidente de Colega, la expulsión del joven marroquí se ha producido tras “enterarse la Policía de su situación irregular” y por consecuencia la imposibilidad de que el expulsado vuelva a España hasta dentro de un periodo de tres años. Tras estos hechos Joaquín intentó mediante el Consulado de España en Tetuán acceder a la mencionada acta notarial en la que constase el deseo de ambos de unirse en matrimonio para que se hiciera posible este enlace “en la distancia”.

De acuerdo con declaraciones de Serrano, la Subdelegación del Gobierno en Jaén fue la que propició la expulsión “ignorando la situación de arraigo demostrable de Amín, al convivir con una pareja de nacionalidad española de forma estable, no estar acusado de la comisión de ningún delito y llevar en España más de seis años”.

Fuente: ELP

Te puede interesar

Categorías

Homofobia, Noticias

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   MARIA dijo

    Si es usted homófobo sepa que siempre hay un rinconcito legal al que acogerse para hacerle la vida más difícil al vecino gay. No pierda usted el sueño que tiene oportunidades mil, y luego, después de tirar la piedra sólo tiene que esconder la mano, encogerse de hombros y mirar hacia otro lado. Así de simple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *