JAPÓN: El gobernador homófobo sigue sin retractarse

Shintaro Ishihara, además de ser el gobernador de Tokio es un polémico personaje homófobo, xenófobo y nacionalista que es foco permanente de los medios japoneses por sus escandalosas declaraciones. El pasado mes de diciembre, Ishihara se superó a sí mismo expresando en varias oportunidades diferentes afirmaciones que dejaron de mandíbula caída a más de un japonés y a todo el colectivo LGTB nipón.

Entre sus declaraciones más resonantes destacaron: “Yo creo que los homosexuales tienen algún defecto, quizás sea genético. Me dan pena porque son minoría”. Estas afirmaciones se sumaron a sus dichos anteriores luego de su reciente viaje a San Francisco, cuando comentó: “Vi un desfile gay allí, me pareció realmente algo lamentable. Había parejas de hombres y parejas de mujeres, definitivamente pensaba, esta gente tiene alguna deficiencia”.

Nath Dipika, investigadora de derechos de los homosexuales de Human Rights Watch, opinó que Ishihara debería retractarse de sus denigrantes declaraciones. La especialista también afirmó: “Aunque Japón no penaliza la conducta homosexual, este colectivo sufre discriminación y la humillación permanente en su propio hogar, en su lugar de trabajo, y en diversos entornos sociales y profesionales”.

Dipika también agregó al respecto: “Los comentarios del gobernador Ishihara sólo contribuyen a aumentar el estigma contra los homosexuales y promueven la discriminación contra un grupo que ya se encuentra bastante marginado en ese país.”

Ishihara tiene un largo historial de declaraciones polémicas y hasta el momento no parece tener voluntad de cambiar su actitud. Lo más notorio y lamentable es que, a pesar de que este personaje avergüence constantemente a su pueblo, los habitantes de Tokio siguen votándolo y actualmente está ejerciendo su tercer mandato.

Fuente: ESC

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *