Categorías: Internacional, Matrimonio

Desde este miércoles (31) Escocia comenzó a celebrar las primeras bodas entre parejas del mismo sexo, luego de que a mediados del mes de diciembre entrase en vigor la ley que autoriza este tipo uniones en la nación del Reino Unido. De esta manera Escocia sigue así a las otras naciones británicas, Inglaterra y Gales, donde los primeros matrimonios entre personas del mismo sexo comenzaron a celebrarse desde el pasado 29 de marzo. Irlanda del Norte aún posee una posición dividida sobre esta legalización, siendo ahora la única de las cuatro naciones del Reino Unido donde aún se prohíben este tipo de enlaces.

Las parejas formadas por Joe Schofield y Malcolm Brown y la de Susan y Gerrie Douglas Scott se casaron a primeras horas del pasado miércoles en sendas ceremonias que tuvieron lugar en la ciudad escocesa de Glasgow. Estos enlaces contaron con la asistencia de importantes políticos escoceses, entre ellos la Ministra principal, Nicola Sturgeon, como muestra de respaldo a las nuevas leyes que confieren mayores derechos a la comunidad LGBT escocesa. Los medios escoceses informaron que la Ministra Sturgeon y Patrick Harvie, miembro del Parlamento escocés, participaron como testigos del enlace de Susan y Gerrie Douglas Scott, mientras que la escritora Liz Lochhead y el parlamentario escocés Marco Biagi presenciaron la ceremonia de Schofield y Brown.

Susan, de 54 años, y Gerrie, de 59, residentes en Glasgow y pareja desde hace 18 años, opinaban a la prensa: “Estamos encantadas de que, finalmente, después de 18 años juntas, nuestro amor tiene finalmente el mismo reconocimiento en ley y ante la sociedad como otras parejas casadas”. Mientras que Schofield, de 42 años, y Brown, también de 42, conviven desde hace nueve años y afirmaban: “Finalmente hoy somos reconocidos como un matrimonio. Estamos orgullosos de ser una de las primeras parejas en Escocia que puede llamarse oficialmente marido y marido”.

Categorías: Activismo, Homofobia

La organización chilena Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) demandó esta semana al polémico pastor evangélico Carlos Soto, acusando al mismo de acoso y ofensas homófobas contra del dirigente de la agrupación, Rolando Jiménez. La conocida organización LGBT solicitó a la justicia chilena que se le aplique al denominado “Pastor Soto” la pena de tres años de presidio menor en su grado medio y una multa aproximada a 500 euros.

Este lunes (26), integrantes del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) se presentaron en el Séptimo Juzgado de Garantía de la ciudad de Santiago de Chile con el fin de presentar la primera querella contra Carlos Javier Soto Chacón, hombre que se identifica como pastor evangélico y que ha acosado durante todo este año al dirigente de la organización Rolando Jiménez.

Desde Movilh informaban a la prensa: “Ya hemos efectuado denuncias ante las carabineros y fiscalías por los abusos homófobos de este sujeto, que han sido especialmente violentos y sistemáticos contra Rolando Jiménez. Hoy decidimos dar otro paso, llevar a Soto a tribunales, presentando esta primera querella criminal en su contra”. En la nota Movilh también agregó: “Soto no sólo ha increpado a Jiménez, como lo ha hecho con muchas otras personas. (También) lo ha perseguido a eventos públicos y hasta nuestra sede, lo ha esperado por horas en las afueras de La Moneda y del Congreso Nacional para hostigarlo, lo ha literalmente cercado junto a otras personas en la vía pública para impedir su libre tránsito y le ha lanzado las ofensas homófobas más violentas que se le conocen, llegando a compararlo con el mismo Diablo y con Hitler”.

Categorías: Internet, Televisión

Broke Straight Boys (BSB) es el título de un nuevo reality que fue estrenado online el pasado viernes (19). El nuevo y controvertido reality estadounidense muestra la experiencia en el mundo del porno gay de hombres que en su vida real supuestamente son heterosexuales. El reality anuncia en sus spots de promoción que “Todos los heterosexuales tienen un precio”. Los protagonistas heterosexuales deberán actuar los dictámenes de un contrato previamente firmado y que obtendrán una contraprestación económica a razón de su actuación, es decir se convertirán en actores gay por una paga.

Los participantes de BSB deben convivir en una lujosa casa que muestra al desarrollo de los acontecimientos donde la vida cotidiana de estos personajes se convierte en motivo de interés y acciones como acudir al gimnasio o la bolera. El propietario de la mansión es un multimillonario productor de porno, quien ha realizado los contratos de los protagonistas. El reality fue grabado durante el pasado mes de julio y desde este mes de diciembre se emite online en Here TV, un canal online dirigido a una audiencia adulta, principalmente a hombres gays. En el programa, aparecen diferentes personajes y trabajadores de una productora porno gay de Estados Unidos.

La plataforma puertorriqueña Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad (CABE), inició hace pocos días una campaña civil denominada Gay Money con la que busca crear conciencia en la sociedad de Puerto Rico acerca de los impuestos que deben pagar todos los miembros del colectivo LGBT en la isla caribeña. La licenciada Amárilis Pagán Jiménez, portavoz de CABE, detalló a la prensa los objetivos de la iniciativa: “Esta es una campaña que busca visualizar a la comunidad LGBT y cómo están integradas en todos los espacios sociales y económicos de la Isla. Nosotras y nosotros trabajamos, invertimos dinero en la economía, pagamos contribuciones y aun así se habla de las comunidades LGBT como personas de segunda categoría”.

Jiménez definió a la campaña como sencilla y continuó explicando: “Estamos invitando a toda persona LGBT o aliada a adquirir un simple sello de goma que diga ‘Gay Money’ y a marcar sus billetes, cheques y todo documento que implique transferencias de dinero con el mismo. Queremos ver qué harán todos los negocios que junto a sectores fundamentalistas cabildean para que las leyes le permitan discriminar personas LGBT, cuando a sus negocios y espacios de reunión comience a llegar dinero marcado como ‘Gay Money’”.

La portavoz de CABE también agregó: “En cuanto a los políticos que han vendido la Constitución a cambio de dinero y votos fundamentalistas, es importante que sepan que las personas LGBT están en sus entornos y que ya la invisibilidad no seguirá siendo cómplice del discrimen que ellos fomentan a pesar de que a veces hasta tienen equipos de campaña o asesores LGBT”.

Categorías: Música

Jolin Tsai es una popular cantante taiwanesa, considerada la reina del mandopop, la música popular cantada en chino mandarín. Tsai es conocida como la Britney asiática en oriente y sus álbumes han vendido más de 10 millones de copias. Tsai también es conocida como una especie de transgresora que no teme a tocar temas tabú en sus canciones, y con esa actitud de buscar cambiar convenciones sociales, ha decidido realizar una canción junto a un vídeo donde retrata el amor entre dos mujeres.

El tema llamado ‘Somos todos diferentes pero también iguales’ ha sido presentado con un vídeo en el que Tsai encarna a una lesbiana que muere en un hospital después de haber disfrutado treinta maravillosos años a lado de su amada compañera y, como cierre del vídeo, la popular cantante se anima a dar un beso a su amor, encarnada por la popular actriz asiática Ruby Lin.

El mensaje de su canción, sin embargo, va mucho más allá de la muestra de afecto. El vídeo muestra la injusta situación que puede atravesar una pareja homosexual en China, dado que cuando el médico pregunta a su compañera sentimental por la relación que las une, ésta, avergonzada, se ve obligada a responder que es solo “una buena amiga”. Eso le impide firmar el formulario de consentimiento para que se le practique la operación. Como si esto fuese poco, el guión del vídeo representa un caso real que sucedió en China con una pareja de lesbianas en un hospital.