PAREJAS ABIERTAS: Pros o no (II)

Parejas abiertas. Parejas que aceptan mantener relaciones sexuales esporádicas con terceros, juntos o por separado. Estas relaciones sexuales pueden resultar ser como aire fresco para la relación y muchas veces consiguen reavivar una llama que no había manera de encender ni con el mejor de los pirómanos. Ambos se sienten más guapos y su autoestima sube como la espuma, consiguiendo con ello volver a tener un acercamiento entre ellos. ¿Cuántos de vosotros estáis necesitando uno de esos acercamientos con vuestros maridos, novios, parejas, churris, caris o como quiera que sea que el PP nos permita llamarles si llegan a ganar las elecciones?

Cada pareja establece sus normas. Qué pueden y qué no pueden hacer con estos terceros. La confianza entre ellos es total y ambos comparten los contactos que les van surgiendo aquí y allá. ¿Por qué no ha de funcionar? Yo mismo conozco a parejas que llevan más de diez años juntos y de vez en cuando tienen sus “asuntillos”, casi siempre los dos juntos, por lo que la confianza parece ser que realmente es total entre ellos.

Visto desde aquí no parece demasiado difícil, ¿verdad? De todos modos, para eso se inventó el hablar. Es como cuando pruebas un plato por primera vez: si no te gusta, no lo vuelves a comer y punto.

Te puede interesar

Categorías

Opinión

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *