“Vente a mi casa y vas a ver si soy maricón. Y lleva a tu hermana.” Ibrahimovic dixit

Hay que ver lo que le gusta a todo el mundo jugar con el “mariconismo ajeno”. Si hasta yo, que el día que no critique a alguien me dará un pasmo y me quedaré en el sitio, no he visto lo que muchos y muchas parecen ver. Me parece el colmo de la estupidez todo el bombo que se le ha dado a la famosa foto de los jugadores del F.C. Barcelona, Zlatan Ibrahimovic y Gerard Piqué. Vale que como anécdota tiene su punto picarón, pues lo del morbo con los deportistas es algo que trae a muchos de cabeza. Pero de ahí a haber recorrido Europa y leer las barbaridades que muchos seguidores escriben sobre el tema es de absoluta vergüenza.

Por otra parte está la televisión y su lado más punzante. Una periodista esperaba a  las puertas de la ciudad deportiva topándose con Ibrahimovic saliendo en su coche. Esta le enseñaba la foto en cuestión y le preguntaba que qué le parecía todo lo que se había montado. El jugador, muy enfadado, bajaba la ventanilla del coche y le respondió, “Vente a mi casa y vas a ver si soy maricón. Y lleva a tu hermana”. La periodista se echó a reir.

Responder de esa manera es aun peor que ser “maricón”, pues me parece de muy poco hombre recurrir a los calificativos fáciles en estos casos. Yo no me enfado si me tachan de “hetero”. Aunque viendo lo visto y habiendo escuchado la tan inteligente proposición del futbolista a la periodista, quizás le vendría bien hacer la dieta “Evo Morales” y dejar de comer pollo… por si acaso todo es culpa de ese animal infernal.

Fuente: Sálvame

Te puede interesar

Categorías

Opinión

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Pili Ramone dijo

    Hay una generación, de 50 para arriba, que todavía usa la palabra maricón como insulto unas veces, como “saludo amistoso” otras, y como “coña” inocente, porque toda la vida así lo oyeron de sus padres, abuelos… (cosa que no entiendo, por cierto. pero bueno. No he tenido yo broncas con mi padre…) pero que gente tan joven, supuestamente profesionales, “modernos”, que mucha gente y muchos niños tienen como ídolo, y/o ejemplo use la palabra maricón tan despectivamente es de patada en el cielo de la boca, por no decir otra cosa.

Escribe un comentario