Feliz Año 2011 desde ‘ESPÍRITU GAY’

Y se acabó el 2010. Después de ver a nuestros políticos mareando la perdiz con el tema de la crisis, de ver cómo Ratzinger nos ha vuelto a señalar con su famoso dedo acusador -seguramente repleto de anillos carísimos cual Drag Queen de discoteca de capital-, de tener que intentar masticar a un Rajoy que, en vez de agarrar al toro por los cuernos y ofrecer soluciones a las penurias que muchos vivimos día tras día, va y se las agarra con el matrimonio gay, dejando ver un lado soberbio a la par que infantil -el «lo hago porque sí»- que ha dejado con la boca abierta a más de muchos -todo seguramente por los famosos «rumores»… que ya hay que ser antigua, oiga-… en vez de hacer las cosas bien y dejar vivir con lo poco o mucho que tengamos… después de todo eso, aun nos quedan ganas de pasar una buena Nochevieja repleta de grandes deseos para todo el mundo… y para mí… pero para todo el mundo también, y poder hacer borrón y cuenta nueva para empezar este 2011 que se nos viene con toda la fuerza del mundo.

Algo bueno que resaltar y recordar de este casi finalizado 2010 ha sido poder ver cómo poco a poco el matrimonio homosexual -¡porque sí, señora! ¡Porque es MA-TRI-MO-NIO! Y un servidor está muy bien casado con el mejor marido del mundo, le pese a quien le pese- se ha ido extendiendo por el mundo a pesar de los mil y un problemas que han ido surgiendo por algunos países. Pero somos fuertes… y buenos -algunos hacemos ruido, pero sólo es eso… ruido- y nos lo merecemos, qué narices.

Y con esto y un bizcocho… Feliz Año Nuevo a todos, que aunque no rime, va con el mejor deseo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.