Mari Arrabal, Nuria de la Chica y las dagas educadas en televisión (I)

De nuevo una separación, un buen montón de trapos sucios y una niña pequeña vuelven a ser tema de debate en televisión. Mari Arrabal, ex concursante de ‘Gran Hermano 2’ y su ex pareja, Nuria de la Chica, han querido mostrar -mismo programa, diferentes semanas- su visión personal de la realidad que ambas han vivido desde el momento de su separación. Asuntos como la casa, los nuevos amores, denuncias por maltrato o la custodia de la hija que ambas tienen en común han sido el tema a tratar.

En resumidas cuentas, Mari se quiere quedar hasta con el aire que respira Nuria porque, según ella -y lo de “según ella” lo repetiré hoy hasta la saciedad para evitar comentarios no respondidos como aquel de Enric Bayón-, la casa “la está pagando ella” -dicho por Marta López, ex compañera de concurso de Mari-. Con respecto a la casa y según las palabras de Nuria, ella pagó 28 millones con un dinero de su familia y Mari lo que restaba hasta los 35 millones. Con respecto a la niña, Mari, como madre biológica que es, se siente con el poder y el derecho suficiente como para pedir la custodia total de su hija. Nuria, madre adoptiva, no puede evitar enervarse con el asunto y lanza un comentario a todos los padres y madres en su misma situación, “Que le digan a unos padres si sus hijos adoptivos son sus hijos o no”. Mari, durante su entrevista, dijo no tener ningún problema con la custodia compartida de su hija. Pero Nuria, una semana después, ha dicho que la demanda de Mari sigue adelante, “Se quiere quedar con la niña porque la parió ella”.

Te puede interesar

Categorías

Corazón, Opinión

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *