Patriarca Kirill compara al matrimonio gay con el apocalipsis

Kirill matrimonio gay apocalipsis

El máximo líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR), el Patriarca Kirill, declaró que el matrimonio entre personas del mismo sexo es un símbolo del Apocalipsis, a sus feligreses reunidos en el ultimo servicio dominical celebrado en la Catedral de Kazan en la Plaza Roja de Moscú. En esta ceremonia religiosa Kirill también opinó desde su enroscado entender que muchos estados de occidente han elegido la ley del pecado que les han impuestos las minorías sexuales.

El Patriarca Kirill manifestó en su homilía anti-gay: “Últimamente nos enfrentamos a tentaciones enormes, en varios países la ley estipula y justifica el pecado, mientras que aquellos que siguen su conciencia y luchan contra las leyes impuestas por una minoría sufren represalias. Este es un síntoma apocalíptico muy peligroso y tenemos que hacer todo lo posible para que en los territorios de la Rusia Santa, la ley estatal no formalice el pecado, porque esto significaría que el pueblo toma el camino de la autodestrucción”.

La Iglesia Ortodoxa Rusa ha sido uno de los mayores promotores de la discriminación de las minorías sexuales por parte de la sociedad rusa, dando como muestra de ello su denodado apoyo al gobierno ruso para imponer la recientemente ley contra la visibilidad LGBT, que prohíbe directamente toda propaganda gay en Rusia.

Más información – Tilda Swinton desafía a policía rusa mostrando bandera gay en público
Fuente – Euro Radio
Foto – Asia News

Te puede interesar

Categorías

Homofobia, Iglesia

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Romina dijo

    SUDÁFRICA | Homosexualidad
    El nobel de la paz Desmond Tutu: ‘No quisiera ir a un cielo que fuera homófobo’
    El arzobispo sudafricano y Premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu. | Afp
    EFE | Johannesburgo
    Actualizado viernes 26/07/2013 17:34 horas
    Disminuye el tamaño del texto
    Aumenta el tamaño del texto
    El arzobispo emérito de la ciudad suroccidental sudafricana de Ciudad del Cabo y premio nobel de la Paz Desmond Tutu rechaza que Dios odie a los homosexuales, y ha comparado la homofobia con el racismo.

    “A muchos de nosotros nos produce angustia imaginar que Dios pueda crear a alguien y decirle: ‘Te odio. Te odio por cómo te he hecho'”, dijo el líder religioso anglicano en Ciudad del Cabo, durante la presentación de una campaña de la ONU por la igualdad de las minorías sexuales.

    “¿Pueden imaginarme a mí, que he dicho que es injusto castigar por algo que no se elige como la raza o el sexo, callado cuando hay personas perseguidas, asesinadas por su orientación sexual?”, añadió el antiguo activista contra el régimen racista sudafricano del “apartheid”.

    “Yo pienso que esto -la homofobi- es exactamente igual de injusto, como lo fue siempre el racismo”, agregó Tutu, quien ha recordado también que los homosexuales “no son una raza aparte”, tal y como sostienen algunos, según informa la agencia local de noticias Sapa.

    “No quisiera ir a un cielo que fuera homófobo. No, mejor me disculparía y diría que quiero ir a otro lugar”, añadió el mítico luchador por los derechos humanos, con su habitual vehemencia.

    “Tenemos que construir una sociedad tolerante, y no tendremos una sociedad libre hasta que todas y cada una de las personas sean reconocidas y aceptadas por lo que son”, señaló Tutu, quien dijo ser consciente de que muchos líderes religiosos consideran pecado la homosexualidad.

    Tutu, de 81 años, participó en el inicio de la campaña global de la ONU “Libre e igual”, que pretende concienciar sobre la violencia y la discriminación contra las minorías sexuales.

    El premio nobel de la Paz de 1984 indicó que mucha gente no puede elegir libremente su estilo de vida debido a los “prejuicios” y a la “violencia potencial” a la que se enfrentan.

    Esta no es la primera vez que el líder religioso defiende la homosexualidad: el pasado mes de diciembre pidió al Gobierno de Uganda que rechazara un borrador de ley que pretende endurecer las penas contra estos colectivos.

    “Con gran dolor contemplo la subyugación y represión de hermanos africanos cuyo único crimen es practicar el amor. El odio, en ninguna de sus formas, tiene lugar en la casa de Dios”, manifestó entonces Tutu.

    Pese a ser el único país africano que reconoce legalmente el matrimonio homosexual y el derecho de adoptar niños a parejas del mismo sexo, los ataques a las minorías y su discriminación son habituales en Sudáfrica, especialmente entre la mayoría negra, pobre y poco educada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *