Bear and the City: 26 – Cuernos no… ¡lo siguiente!

Cuando ya se daba todo por perdido y yo hablaba de mí como soltero -a fin de cuentas era lo que había sido todo ese tiempo, qué hostias-, este chico me vino con la sorpresa de que se venía a pasar “unos días conmigo”.

Obvio que me encantó y, si digo otra cosa, estaré mintiendo como un bellaco. Aquí vino muy bien la frase de una gran amiga que, al irle con la noticia, me dijo, “¿Que viene? ¿Y no ha pasado nada todavía? Tú vete preparando, que te van a venir curvas y todas seguidas”. Amén, hija. Claro que venía a verme a mí. A mí y a los que le diese la gana de haber conocido, ya que el señor llevaba en mi ciudad desde hacía dos días.

Pero yo ya estaba tan cansado que me dio igual. Esos “días” acabaron siendo un día y medio en el que ocupamos la mayor parte del tiempo en gritarnos, ya que su teléfono sonaba cada cinco minutos, su cara se ponía roja como un tomate y luego se perdía por cuatro o cinco minutos mientras hablaba. Un papelón. Se fue y no lo sentí lo más mínimo.

Pero la cosa no podía terminar así de fácil. Mi idea de despreciarle y dejarle con las ganas de volver a hablar conmigo se dio totalmente la vuelta cuando, esa misma noche, en el IRC -qué harto terminé de IRC, por favor- me enteré de que se había recorrido toda España casi que coleccionando dentro de su culo todas las banderas por comunidades y ordenadas de colores fríos a cálidos.

Eso se podría explicar hoy en día diciendo aquello de: “Cuernos no… ¡lo siguiente!”

Te puede interesar

Categorías

Bear and the City

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Álvaro Perera dijo

    Bueno, Bueno Gatuno, me he hecho un maratón de Bear and the City y me los he tragado todos esta noche que no tenía nada que hacer y ¿que mejor que visitar el blog del compi? ¿No? La verdad es que es impresionante la de vueltas que ha dado tu vida, y (ojalá así sea) tengas muchas mas, pero para bien. Tu forma de escribir es muy buena, no haces la típica parrafada y además das gracia a la lectura, eso es algo que quieras o no, siempre el lector lo agradece. Me está gustando mucho leer tu historia, y no te lo digo por ser el maruja que quiere enterarse de tus palos, para nada, mas bien me sirve para conocerte mucho más, e incluso conocerme yo mismo, aún soy muy joven y no tengo esa “cuerda” de la que tirar para apoyarme, pero se podría decir que he crecido “yo mi me conmigo” Desde luego tanto este apartado como algunos otros que he estado mirando están muy currados y te animaría que siguieras no solo con esta serie de eventos de tu vida sino con todo, todo. Eres grande, crack y desde luego si todo esto te ayuda a evadir muchos problemas acumulados, es lo mejor. Ánimo campeón, y no cambies jamás, que te conozco desde hace poco, pero no me arrepiento. Saludos!

    Álvaro “El ¿Zalamero?”

  2.   Oscar dijo

    Jejejeje que bueno este, me ha encantado, bueno me encantan todos, jejeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *