Mari Arrabal, Nuria de la Chica y las dagas educadas en televisión (II)

El desamor es un tema espantoso, tanto para el desenamorado como para el ofendido por el hecho en sí. Pero si al desamor le agregamos el hecho de que la nueva pareja de tu ex no sea de tu mismo sexo, ahí ya es cuando el sufridor en sí suele perder un poco los estribos.

Mari entró en ‘Gran Hermano 2’ siendo heterosexual. Muchos recordaréis sus historias dentro y fuera de la casa con Alonso. Al tiempo de salir y tras romper su relación con el ex concursante, Mari conocía a Nuria. La pareja fue sometida a mil y una preguntas las cuales supieron torear con las respuestas más obvias y efectivas de todas, “Nos hemos enamorado. Queremos estar juntas”. El tiempo y el buen hacer de ambas demostró la solidez de la pareja llegando incluso a casarse. Tiempo después decidían tener a su hija y que sería Mari la primera en ser la madre biológica. Y hasta aquí la parte bonita de la historia.

Nuria contó en ‘La Noria’ que “Mari se levantó un día y me dijo que ya no estaba enamorada”. La pareja rompía la relación y comenzaban los problemas. Motivos de disputa que no vienen al cuento y que terminan en denuncia, un compañero de trabajo de acaba siendo la pareja actual de Mari y familiares que, unos por un lado insultan en directo en el programa en cuestión mientras otros amenazan de muerte, según palabras del lado contrario, a la ex pareja de su hija para que no se atreva a ir a televisión a contar su verdad, acabaron siendo expuestos a la vista de todo el mundo.

Fuente: La Noria

Te puede interesar

Categorías

Corazón, Opinión

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *