‘BATC – Familia’: 33 – Ese nuevo personaje

Happily divorced

Después de llevar unos meses explotando este nuevo personaje me di cuenta de que era yo mismo quien estaba escondiendo mi verdadero yo, hasta el punto de negar públicamente mi homosexualidad y de incluso creérmelo. Fue ahí cuando quise “experimentar” a salir con chicas. Además, estas chicas me conseguían ciertas libertades en casa. Mi padre, como siempre obsesionado con lo de esconder a su hijo maricón, cuando se enteraba de que me empezaba a ver con alguna chica, procuraba premiarme de alguna manera, con la cual conseguir que mis experimentos con el sexo contrario siguieran adelante. Llegados a este punto era cuando comenzaba el juego de saber quién de los dos era más zorra, si mi padre o yo. Sus premios contra mis principios. Por desgracia fueron sus premios los que ganaron durante un tiempo. Con eso sólo gané que la bola de mi mentira se hiciera cada vez más grande y más difícil de explicar, en el caso de que alguna vez me tocase hacerlo.

Con la primera de las chicas me tocó sincerarme –a medias- a los dos meses de esquivar eso de tener “relaciones” más allá de los besitos. Esta chica era una tía inteligente que no se andaba con rodeos y, antes de que yo le explicase nada, fue ella la que me terminó por preguntar acerca de mis inclinaciones.

Pero con la segunda si fue algo más cruel, ya que yo había dado explicaciones a algunas personas cercanas a mí, ganándome obviamente su enemistad al enterarse de que me estaba empezando a ver con una chica de la cual pasaba como de la mierda. Fueron ellos los que le fueron con el cuento a la chica en cuestión, no exentos de saña en las explicaciones, consiguiendo que se liase un buen revuelo que casi llegó a oídos de mi familia.

Esta segunda chica llegó a odiarme, pero también vivió muy de cerca todo lo que ocurría en mi casa, por lo que acabó transformando todo ese odio en una amistad casi especial. Con esto no digo que pudiese entender el porqué de haber jugado con sus sentimientos. Y es que hay cosas que no deben hacerse ni siquiera teniendo motivos.

‘Bear and the City’ – Síguelo desde el capítulo 1
Imagen – TB

Te puede interesar

Categorías

Bear and the City

El Gato

Bloguero adicto y redactor del grupo Actualidad Blog desde el año 2009. Un gay no vive sólo de Madonna y Kylie, por desgracia. También existen... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *